Fairy Tail, La Guerra Mágica.


Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Dom Jul 30, 2017 6:37 am.
Hermanos
**Se chequearán mes a mes**
Afiliaciones Elite
Time Of Heroes Crear foro Fate/Insane Eclipse
**Se realizara limpieza de botones el día 10 de cada mes**Actualizado 01/10
Últimos temas
» Doctoreando en el gremio.
Lun Jun 19, 2017 1:57 am por LeatherFace

» Y se vinieron los "Atributos de Personaje" nomas.
Mar Jun 06, 2017 1:39 am por Anmorph Crystol

» Al agua patos!! Y barcos tambien
Lun Jun 05, 2017 12:48 am por Ceresorre

» escombros y heridas
Lun Mayo 22, 2017 8:50 pm por Narrador

» Caida de meteoritos
Jue Abr 27, 2017 12:59 am por TheClown

» Sueños proféticos.(Rol Abierto)
Jue Abr 20, 2017 12:58 am por zafeti

» Ayudando a Zahana con los refugiados.
Mar Abr 18, 2017 9:48 pm por Erwin

» Caída de Meteoritos (Magnolia) +18 (Anrmorph Crystol - Narrador)
Mar Abr 18, 2017 10:33 am por Freya Crescent

» Twisted Fairytales [Cambio de botón]
Vie Abr 07, 2017 2:42 pm por Invitado

Staff
ZAFETI
Webmaster
MP Perfil

SHINOROA_RYUU
Webmaster
MP Perfil

ESPADA
Admin
MP Perfil

Anmorph Crystol
Moderador
MP Perfil

ADRII
Diseñadora
MP Perfil

Los mercenarios

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los mercenarios

Mensaje por Shinoroa_Ryuu el Jue Ago 21, 2014 2:41 pm

Aclaro de antemano que no es un fic que merezca un premio ni mucho menos. Sin embargo, si tiene bastante importancia, ya verán por qué.

---------------------------------------------------------------------------------------
El maestro del gremio Crossfire se encontraba sentado en la taberna del gremio, mirando sin ver por una ventana. De pronto sintió el contacto de algo pequeño sobre su brazo; al girarse, encontró a un pequeño grupo de niños que pertenecían a Crossfire.
-¡Maestro, maestro! Cuéntanos una historia, por favor.- pidió la niña más pequeña, llamada Trish.
Ryuu se quedó unos momentos observando a los niños, pensativo. Luego, una sonrisa se formó en su rostro.
-Claro... Déjenme ver... ¿Les he contado alguna vez cómo obtuve mi magia de transformación?-
Sorprendidos, los pequeños se miraron unos a otros, hasta que finalmente Hayato (el niño del medio) respondió.
-No, jamás lo había contado. Siempre creí que había nacido con su magia...-
-Jajajaja, no claro que no. La magia se va desarrollando con el tiempo y entrenamiento adecuados. Si bien los magos nacemos con la capacidad del uso de la magia, nosotros no podemos usarla hasta determinado momento. Muy bien, entonces les contaré mi historia. Sólo les pediré que no me interrumpan, ya que el relato es bastante largo. Bien, presten atención, empezaré a contarles el origen de mi magia...-

El comienzo:
-Ésta historia comienza hace unos 20 años. Aún era muy pequeño entonces, sólo era un bebé que acababa de nacer. Sin embargo, jamás he conocido a mis padres, y es hasta el día de hoy que los sigo buscando. Fui encontrado en un bosque, por un grupo de gente bastante... singular. Lo único que poseía conmigo era éste collar de plata con mi nombre y dos letras: Z y T.
El grupo de gente decidió que sería adecuado criarme, así que me llevaron con ellos. Al crecer y tomar conciencia de las cosas a mi alrededor, noté que había diferente entre aquél grupo y yo. No eran humanos normales, eran... hombres bestia, personas con rasgos de animales. Claro que al crecer con ellos no les temía, pero aún así me parecía muy extraño.
A falta de un nombre mejor, comencé a llamarlos hombres bestia, lo cual les parecía muy divertido. El grupo estaba formado por dos hombres y dos mujeres:
Eizark, un hombre-oso que parecía tener una gran fuerza y resistencia;
Kaeris, la mujer-águila, rápida, ágil, podía volar y tenía una gran vista;
Faye, una mujer-serpiente, silenciosa y ágil, parecía ser una experta del sigilo:
y finalmente Lykan, hombre-lobo, más rápido, fuerte y resistente que la media, pero sin destacar tanto como sus compañeros.
Como dije, un grupo singular. Crecí con ellos: me enseñaron a caminar, hablar... Me educaron, fueron los padres que no pude tener. Al pasar el tiempo, a la edad de 8 años, también comencé a aprender de ellos a relacionarme con la naturaleza, a formar parte de ella. Desarrollé instintos animales casi por necesidad, al vivir constantemente al aire libre y al castigo de los elementos. Así, un día al despertar, pude notar algo raro en mí: ahora poseía colmillos y garras, un corto pelaje... No hace falta decir que me asusté mucho... Comencé a gritar y correr por todos lados, despertando a mis compañeros.
Cuando lograron calmarme (lo cual no fue nada fácil, hay que decirlo), me explicaron que estaba desarrollando mis capacidades mágicas, y que, debido a mi cercano contacto con la naturaleza y los hombres bestia, mi magia  permitía transformarme en hombre bestia como ellos.-

Ryuu detuvo su relato unos momentos, dándole así un toque de suspenso que logró impacientar a los pequeños.
-Vamos, Maestro, continúe, por favor...- Klein, el mayor de los niños, estaba realmente ansioso por escuchar el resto.
-Bien, bien, no se alteren. Ahora mismo continúo...-

El nacimiento de la bestia:
El tiempo pasó, y así aprendí a controlar mi magia; con ayuda de mis compañeros, quienes a pesar de no poder utilizar magia tenían conocimientos teóricos bastante avanzados de ella, logré transformar partes de mi cuerpo individualmente, lo que requería bastante control y esfuerzo por mi parte. Finalmente, Kaeris decidió que era tiempo de que entrenara solo.
-Sabemos que podrás hacerlo perfectamente Ryuu. Es hora de intentar llevar a cabo una transformación completa...-
-¿Pero cómo podré hacer eso? Apenas logro una parcial...-
-No te preocupes, sólo es cuestión de entrenar mucho, con paciencia y esfuerzo todo se consigue ¿no?- intentaba animarme Eizark.
-Está bien lo intentaré...- No estaba realmente convencido, pero tampoco perdía nada con intentarlo.
Así pasaron los días, las semanas y los meses. Obtuve algunos avances, pero no conseguía aún una transformación completa. Estaba muy desanimado, y aunque trataba de ocultarlo los demás ya lo habían notado. Cierto día, mientras estaba sentado a las orillas de un río, Lykan se acercó y se sentó a mi lado.
-Así que tienes problemas eh...- Mi rostro debe haber reflejado mi sorpresa ante sus palabras, porque el hombre-lobo no pudo ocultar su sonrisa. -Jaja, créeme, sé lo que se siente... Si tienes dificultades con todo ese tema de la transformación completa puedo darte un pequeño consejo: busca un animal que te agrade, uno con el que estés familiarizado; entonces, siente como él, piensa como él y compórtate como él. Espero que te sea de ayuda...-
Me quedé allí sentado, solo, durante unas dos o tres horas, hasta que decidí volver a intentarlo.
-Concentrarme en un animal que conozca y que me agrade... ¿que pasaría si...?-
Recuerdo que me esforcé y me concentré como jamás lo había hecho hasta entonces, y cuando quise darme cuenta, casi lo había conseguido. Miré mi reflejo en el río, y vi que era una extraña mezcla de niño, lobo y pájaro. -No es lo que esperaba, pero definitivamente es un gran progreso... Si sigo entrenando, seguramente lo conseguiré. Lo haré en secreto, y cuando por fin lo domine, les daré una sorpresa a todos.-

El nacimiento de la bestia 2:
Pasó el tiempo, y después de unos dos meses había logrado un enorme avance. Había elegido la meta de lograr cuatro transformaciones completas diferentes; aunque sólo pude lograr tres de ellas, estaba realmente feliz.
Cierto día, decidí que era hora de mostrar mi recientemente dominada magia. Les pedí a todos que se reunieran y me esperaran.
-¿Qué pasa con el chico? Primero nos pide que nos reunamos aquí, y ahora ni siquiera aparece... ¿Le habrá pasado algo?- preguntaba Kaeris.
-No, no lo creo. Tal vez se olvidó ¿no? Últimamente ha estado un poco raro...- opinó Eizark.
En ese momento, una gran sombra pasó justo por encima del claro donde se encontraba el grupo. Todos miraron hacia arriba, alertas e intrigados a partes iguales. Unos segundos después, la misma sombra volvió a aparecer y desaparecer.
Todos se mantuvieron en silencio, a la espera de algún sonido o algo similar. Dicho sonido no tardó en hacerse ver, acompañado nuevamente de una sombra; pero ésta vez provenía de los árboles que rodeaban al grupo. La situación era alarmante y extraña: ¿quién los estaba siguiendo? ¿Cómo habían logrado sorprenderlos así, teniendo los cuatro hombres-bestia unos sentidos tan agudos?
Finalmente, todos se pusieron en pie, al acecho. Podía apreciarse perfectamente la naturaleza animal del grupo, sus instintos. Entonces, la tierra comenzó a temblar un poco. A medida que la gran sombra se acercaba proveniente del bosque, la tierra se sacudía cada vez más. Sea lo que sea lo que se acercaba, debía ser grande y pesado.
Repentinamente. una luz anaranjada apareció proyectada desde la sombra. Al esfumarse el resplandor, la sombra se veía mucho más pequeña.
-¡Hola! ¿Qué les pareció mi pequeña obra, eh? Logré asustarlos, jajaja.-
-¿Pero qué...? ¿Eras tú? Demonios, podrías haberlo hecho directamente enfrente nuestro, chico. Estuve a punto de atacarte...- El rostro de Lykan mostraba una mezcla de risa y alivio.
-Así que finalmente lo lograste, eh. Bueno, muéstranos tu magia, Ryuu. ¿Cuál fue el animal que escogiste?-
-Jamás he dicho que elegiría sólo uno ¿verdad?- Al terminar la frase, mostré mis tres transformaciones: lobo, águila y oso. -Me dijiste que eligiera un animal que conociera y me agrade, Lykan, así que decidí elegirlos a ustedes.-
El grupo me miraba fascinado y divertido. A nadie se le había ocurrido que podría elegirlos a ellos. Sin embargo, Faye me miraba un tanto molesta, y yo podía entender perfectamente la razón.
-Veo que has elegido sólo a los que te agradan eh. Realmente me sorprende, esperaba otra cosa de tí.- La más joven del grupo no estaba molesta; estaba REALMENTE MUY molesta. Después de todo, ella era la más cercana a mí, éramos muy amigos y teníamos casi la misma edad.
-Oye, no malinterpretes las cosas Faye. De verdad lo intenté, pero la transformación en serpiente no se me da bien. Lo mejor que pude lograr fue el aspecto de un niño con escamas, lengua larga y ojos verdes. No es una transformación completa, y no quería mostrarla hasta que me saliera perfectamente.- Al ver que no me hacía caso, decidí mostrar mi forma de "serpiente". Recuerdo que me paré justo en frente de Faye y al verme, no pudo soportar la risa. Claro, era entendible, me veía ridículo.

-Nunca he visto su forma de serpiente, Maestro. ¿Por qué jamás la usa?- interrogaban los pequeños.
-Bueno,... Es que aún no he logrado dominarla, jaja. Pero me falta poco, o al menos eso creo. En fin, ya es suficiente. No hay mucho más que agregar; después de un tiempo, seguimos caminos diferentes. Comencé con la búsqueda de mis padres, y terminé en TempesT, el gremio de Zafeti-san. Mientras que Faye y el resto continuaron con su viaje. Aún hoy no tengo ni idea de la razón por la que viajaban; tal vez buscaban algo, o huían de alguien, no sé.

Viendo que la historia ya había terminado, los pequeños salieron a jugar. Correteaban de aquí para allá, rugiendo y aullando mientras imitaban a diferentes animales. Pero Ryuu se encontraba otra vez mirando sin ver por aquélla ventana, recordando la historia que sus viejos amigos le habían narrado. Su cabeza volvía al lejano pasado, a ese bosque enorme y frondoso...

----------------------------------------------

El origen de los "Hombres-Bestia":
Ese día, después de aquella demostración, el pequeño Ryuu preguntó repentinamente:
-Oigan... Ustedes no son magos, pero se pueden transformar como yo, y tienen alguna idea básica de la magia. ¿Qué son realmente?-
Ante el sorpresivo cuestionamiento de su joven compañero, los "hombres bestia" se miraron entre sí.
-Bueno... te contaré una historia, Ryuu. Sólo te pediré que no me interrumpas, ya que el relato es bastante largo.
Hace muchos años, incluso antes de que se desatara la guerra entre humanos y dragones, el mundo estaba en paz. Esa paz era interrumpida esporádicamente por criaturas salvajes que atacaban a las personas, pero eso era algo normal. Los magos eran más numerosos que ahora, y se encontraban en paz con los no-magos. En realidad, no era tan diferente a lo que es el mundo hoy; la única diferencia era que no existían los gremios oscuros.

Entre los magos, había una clase más poderosa de hechiceros, llamados druidas. Los druidas eran los magos que poseían una conexión más fuerte con la naturaleza. Eran capaces de controlar algunos elementos, adoptar formas animales y pedir la ayuda de animales (podían controlarlos si querían, pero no creían que fuera adecuado hacerlo, por lo cual sólo les pedían ayuda, sin obligarlos).

Pero, como en todo grupo poderoso, hubo algunos druidas que creían tener el derecho y la obligación de gobernar, alegando que lo harían por el bien de humanos y magos, para protegerlos. Así, los druidas se vieron divididos en dos facciones; se autodenominaron de diferentes maneras: druidas blancos (anti-gobierno, los que querían que todo siguiera igual) y druidas oscuros (los pro-gobierno, quienes querían gobernar). En un principio se manejaron de forma pacífica, debatiendo y discutiendo. Pero llegó un momento en el que las palabras estaban de más, y optaron por terminar su discusión por medio de la fuerza.

Una guerra como nunca antes se había visto comenzó. Miles de víctimas se cobró la diferencia de opiniones entre ambas facciones. Finalmente, un pequeño grupo de 10 druidas, los más fuertes entre los más fuertes, decidieron tomar cartas en el asunto.

Se reunieron, y comenzaron un cántico para un ritual mágico de altísimo nivel. Durante una semana completa se mantuvieron con las manos unidas, en una ronda. No se separaron ni para comer o beber, casi parecían estatuas, apenas respiraban. Finalmente, al terminar el conjuro, los Diez Grandes Druidas cayeron, sin vida. Y al mismo tiempo, fuera, en el campo de batalla, los druidas ya no controlaban los elementos; ya no tenían rasgos animales; las bestias ya no les respondían. El gran sacrificio de aquellos diez magníficos magos, había bloqueado completamente el poder de los druidas; el sacrificio había puesto fin a la guerra.

Aún en nuestros días, recordamos a aquellos grandes héroes que pusieron la seguridad de todo el mundo, antes que sus propias vidas. En honor a ellos, hoy existen los Diez Magos Santos, aquellos magos y brujas que se encuentran en la cúspide del Mundo Mágico, aquellos que están más cerca del poder de los Antiguos Druidas.

Claro que eso no responde a tu pregunta, pero creí que sería interesante mencionarlo. En fin, continuando con la historia; los druidas perdieron aquélla fuerte conexión que mantenían con la naturaleza, y con ello la posibilidad de realizar magia. Ése encantamiento perduró durante siglos, hasta el día de la fecha. Y se extendió además hacia los descendientes de aquéllos druidas.

Sin embargo, a pesar del increíble poder utilizado en el encantamiento, ni suiquiera los Diez Grandes Druidas son rivales para el paso del tiempo. A medida que los años pasaban, el poder del hechizo de bloqueo fue disminuyendo, a paso lento pero seguro.

De ésta forma, los descendientes de los druidas del pasado comenzaron a recuperar poco a poco sus aptitudes mágicas, comenzando por la afinidad a la naturaleza y la habilidad para comunicarse conblos animales, siguiendo por la capacidad de adoptar formas animales. Como verás, nosotros somos descendientes de los Antiguos Druidas. Nos llaman Mercenarios, dado que nuestras habilidades poco comunes nos hacen bastante populares para dicha labor, aunque algunos, como tú, nos llaman Hombres Bestia.


El joven mago se encontraba fascinado con la historia. Luego de eso, siguió entrenando arduamente, hasta que llegó un día en el que descubrió una segunda capacidad escondida en su magia: dependiendo del animal en el que se transformara, podía controlar parcialmente un elemento, asociado de alguna forma al animal. Ante tal descubrimiebto todos se sorprendieron, pero Faye era la que más sorprendida se veía.


Durante la noche, mientras todos dormían, Faye aún seguía despierta. Girándose sobre el suelo que le servía ahora de cama, observó en silencio al joven Ryuu.
-Se transforma en animales y controla parcialmente lo elementos de la naturaleza... Sus reflejos e instintos fueron desde un principio realmente agudos, al nivel de una verdadera bestia...Y si Ryuu es... ¿El primer Druida en mucho tiempo?

---------------------------------------------------------------------------------------

Éste fic no sólo cuenta algo de la historia de Ryuu, sino que también sirve como introducción a una nueva raza: los Mercenarios u Hombres Bestia


Última edición por Shinoroa_Ryuu el Jue Feb 19, 2015 10:41 am, editado 8 veces




 

 

Yo soy la naturaleza... Animales, elementos... Ellos son parte de mí. No será nada fácil que me derrotes... ¿Estás listo?

------------------------------------------------------------------------------------
Narración del combate
Hablo
Pienso
Enemigo
Aliado/Neutro

Ficha de Personaje
Ficha de Habilidades


avatar
Shinoroa_Ryuu
Maestro de Gremio
Maestro de Gremio

Mensajes : 450
Fecha de inscripción : 24/12/2012
Localización : Magnolia

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/Shinoroa.Ryuu/

Volver arriba Ir abajo

Re: Los mercenarios

Mensaje por Narrador el Vie Ago 22, 2014 12:03 am

Interesante Fic, si quieres lee el spoiler que dejare abajo, donde te daré algunas criticas constructivas.

criticas:


  • Tienes bien el principio, digo separar el Off Rol con el On Rol, pero al final te olvidaste de ese detalle.
  • Varias las personas en la narración, si bien el fic fue comenzado en tercera persona, cuando narras el pasado esta en primera persona, pero, no queda claro que sea el relato, para dejarlo más en claro, no comienzas "el diálogo" de que vas a contarles la historia.
  • Lo que tienes entre paréntesis, no concuerda, es decir, en el primer paréntesis describes una acción de la persona que narra y en el segundo paréntesis, es una aclaración de lo que se narro.
  • Podrías darle diálogos a los personajes que forman parte de la historia, tanto tu "yo" pasado como el de tus compañeros.


Hasta ahora, es lo único que se me ocurre, tendría que leer más tu fic para darte más criticas, pero sinceramente no tengo tiempo ahora mismo.

Bueno, nos vemos.






avatar
Narrador
Narrador
Narrador

Mensajes : 774
Fecha de inscripción : 13/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los mercenarios

Mensaje por Shinoroa_Ryuu el Jue Feb 19, 2015 11:00 am

Bueno, resumiendo: este fan fic sirve como introducción para una nueva raza que se implementará en el foro: los Mercenarios u Hombres Bestia.

A continuación, explicaré algunas características de ellos:



  • Son descendientes de los Antiguos Druidas; por lo tanto, poseen algunas de las capacidades de estos poderosos magos de la antigüedad.

  • Pueden adoptar la forma de un animal, en tres variantes:
             


    1. Hombre bestia: humano con rasgos animales. Posee características del animal elegido (rasgos y capacidades físicas).
               
    2. Bestia: animal antromorfo (más animal que humano; sería algo similar a Anmorph o a Zakh en su forma humanoide). Es más salvaje, ya que sus instintos animales son más fuertes, y sus capacidades físicas son más altas que la forma anterior.
               
    3. Forma híbrida: forma intermedia; posee las capacidades animales en un nivel poco más bajo que la forma Bestia, pero mantiene el razonamiento de la forma de Hombre Bestia.


  • No poseen magia, son seres no-mágicos como los mercaderes, debido al encantamiento de bloqueo realizado por los Diez Grandes Druidas. La única capacidad "semi-mágica" que tienen es la transformación.





 

 

Yo soy la naturaleza... Animales, elementos... Ellos son parte de mí. No será nada fácil que me derrotes... ¿Estás listo?

------------------------------------------------------------------------------------
Narración del combate
Hablo
Pienso
Enemigo
Aliado/Neutro

Ficha de Personaje
Ficha de Habilidades


avatar
Shinoroa_Ryuu
Maestro de Gremio
Maestro de Gremio

Mensajes : 450
Fecha de inscripción : 24/12/2012
Localización : Magnolia

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/Shinoroa.Ryuu/

Volver arriba Ir abajo

Re: Los mercenarios

Mensaje por Zakh el Jue Feb 19, 2015 2:23 pm

Relato sublime, excelso, incomparable... Me emocionó  
avatar
Zakh
Mago Criminal
Mago Criminal

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 30/06/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los mercenarios

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.