Fairy Tail, La Guerra Mágica.


Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 1 Invitado

zafeti

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el Dom Mar 15, 2015 3:19 pm.
Hermanos
**Se chequearán mes a mes**
Afiliaciones Elite
Time Of Heroes Crear foro Fate/Insane Eclipse
**Se realizara limpieza de botones el día 10 de cada mes**Actualizado 01/10
Últimos temas
» Doctoreando en el gremio.
Lun Jun 19, 2017 1:57 am por LeatherFace

» Y se vinieron los "Atributos de Personaje" nomas.
Mar Jun 06, 2017 1:39 am por Anmorph Crystol

» Al agua patos!! Y barcos tambien
Lun Jun 05, 2017 12:48 am por Ceresorre

» escombros y heridas
Lun Mayo 22, 2017 8:50 pm por Narrador

» Caida de meteoritos
Jue Abr 27, 2017 12:59 am por TheClown

» Sueños proféticos.(Rol Abierto)
Jue Abr 20, 2017 12:58 am por zafeti

» Ayudando a Zahana con los refugiados.
Mar Abr 18, 2017 9:48 pm por Erwin

» Caída de Meteoritos (Magnolia) +18 (Anrmorph Crystol - Narrador)
Mar Abr 18, 2017 10:33 am por Freya Crescent

» Twisted Fairytales [Cambio de botón]
Vie Abr 07, 2017 2:42 pm por Invitado

Staff
ZAFETI
Webmaster
MP Perfil

SHINOROA_RYUU
Webmaster
MP Perfil

ESPADA
Admin
MP Perfil

Anmorph Crystol
Moderador
MP Perfil

ADRII
Diseñadora
MP Perfil

Fan Fic del Día de la Mujer

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fan Fic del Día de la Mujer

Mensaje por Narrador el Dom Mar 08, 2015 8:51 pm

Bueno, por motivo de festejo por el día internacional de la mujer, se me ocurrió hacer una especie de Mini-Historias, donde explique que estan haciendo 3 personajes mujeres que ahora se han retirado del rol: Pryty Lighfire, Freya Crescent y Urtear.
Espero que esto sirva para motivar a todos a realizar sus propios Fic's y, que las homenajeadas se sientan a gusto.

Urtear:

La lucha había terminado para Urtear, aquella muchacha que había tomado como propia la batalla que encontró al seguir las indicaciones de una extraña. Sus oponentes pudieron sorprenderla y así, superarla.
Cuando ella se encontraba inconsciente, un oponente más fuerte apareció y la mandó a volar, haciendo que sus heridas, cerradas por uno de sus compañeros de armas, se abrieran nuevamente en los aires. Por fortuna, la maltratada Urtear, aterrizó en el lago y luego, el mismo viento que corría con tranquilidad sobre el agua la transportó hacia la costa, donde los troncos y el barro la abrazaron e impidieron que zarpara nuevamente.
El sol golpeo fuertemente su piel dejándola seca y quebradiza. Un leñador, que caminaba por la costa en busca de un lugar donde poder pescar tranquilamente, encontró su cuerpo y sin pensarlo demasiado, la recogió y se la llevo a su cabaña.
En ésta, el Leñador, llamado Hercus, cuido de ella, tratando con delicadeza tanto sus cortes como sus golpes, hasta que, una semana después de haberla encontrado, Urtear, pudo abrir sus ojos y contemplar la habitación donde se encontraba.
Hercus:-Buenos días, al fin despiertas. ¿Te sientes bien? ¿Estas mareada?- preguntó Hercus con su característica voz grave pero calma.
-Buenos días.- respondió la chica algo desconfiada mientras se desperezaba-Me encuentro bien... ¿Quien eres tu y donde me encuentro?- preguntó con dureza mientras se sentaba en la cama por si la respuesta no era de su agrado.
Hercus:-Mi nombre es Hercus y te encuentras en mi casa, pequeña casa mejor dicho. Soy un leñador, sobrevivo vendiendo madera y cazando o pescando de vez en cuando. Hace unas semanas atrás, cuando fui al lago a probar suerte con la pesca te encontré maltratada en la orilla y te traje para tratar vuestras heridas.- explico Hercus mientras le acercaba un tazón con una sopa de vegetales  :-Será mejor que comas, mientras estabas dormida me costó que pudieras ingerir alimentos y necesitas recuperarte... Se que tal vez estoy metiendo mis narices donde no debo pero, ¿Porqué estabas tan herida?- preguntó Hercus mientras acercaba una silla a la cama para sentarse y comer de un pocillo la misma sopa que le había ofrecido a ella.
-Siendo sincera, recuerdo que unos hombres armados me hicieron estas heridas pero no recuerdo como terminé en el lago que mencionas.- mencionó ella mientras ingería la caliente mezcla.
No tardó mucho tiempo para que ella ya se sintiera mejor y pudiera ambular a sus antojo por la pequeña cabaña mientras Hercus se encontraba fuera buscando las próximas comidas. Una noche, Hercus no había regresado y el oído de Urtear no había sentido aquellos lejanos derrumbes de árboles como todos los días y se preocupó por el hombre que la cuido.
Tomó un abrigo de piel y salió a la noche, sintiendo la luz de la luna nuevamente en su piel, sintiendo como se revitalizaba y, afinando sus sentidos, sintió el aroma de Hercus a no más de un kilómetro al norte. Esto la puso nerviosa por que el olor de Hercus tenía mezclado otro aroma en su esencia, el inconfundible perfume de la sangre.
Corrió a toda velocidad y llego a donde se encontraba aquel que en un pasado la había cuidado y salvado siendo atacado por un oso. El animal había podido rasgar la carne del brazo del leñador y trataba de sacarlo de un hueco donde el hombre pudo esconderse. Urtear, sintiendo la necesidad de ayudar a aquel que había cuidado tanto de ella, se lanzó sobre el animal derrotándolo y asesinándolo de un solo golpe en la cabeza de éste.
Hercus sintió un gran estruendo y luego vio como la figura del animal golpeaba el suelo. Sin entender se asomo de su escondite donde pudo ver como Urtear se mantenía firme allí, esperando que él saliera de aquel lugar.
La mujer llevo al leñador, quien se había desmayado por la perdida de sangre y la fiebre que le había provocado la herida, hacia la cabaña sin siquiera derramar una gota de sudor. La muchacha se sintió en deuda con el que en un momento había ayudado a una desconocida y tomo como suya la responsabilidad de cuidar de aquel hombre, tanto sea para espantar a los animales que se sentían atraídos por el olor a sangre como el tratar las heridas que éste tenía.

apariencia de Hercus:



Perfíl Psicologico: Hercus fue criado solamente por su madre, su padre los había abandonado cuando él era solo un crío, por lo que su respeto hacia las mujeres es enorme. Su madre le inculcó sentimientos de compasión y el adoptó una postura de servicio hacia el prójimo. Es realmente tranquilo por eso prefiere deambular en el bosque, donde puede estar en paz. Algunos dicen que esta allí porque es donde, puede recordar tranquilamente a su madre y, es allí también, donde descarga sus sentimientos de impotencia por no tenerla a su lado.

Freya Crescent:

La mujer que había sufrido solo una maldición en su apariencia física cuando todos sus seres queridos y vecinos fueron consumidos por las llamas de un extraño mago se había separado de aquel que había escogido como maestro para perseguir justamente, a aquel que la había transformado en eso. Ella corría sin hacer caso a su cansancio, ella quería saber las respuestas a las preguntas que bombardeaban ahora su mente ¿Porqué no la mato como a ellos? ¿Porqué la obliga a vivir una nueva vida donde tiene que enterrar sus sentimientos y recuerdos pasados?.
Corrió por horas hasta que sus piernas comenzaron a fallarle y el suelo la abrazó cuando ella se tropezó. Al levantar su mirada pudo ver como la figura de aquel mago también se detuvo, como dando a entender que esperaría a que ella se repusiera. Sintiendo la rabia en su interior por como aquel mago se burlaba de ella, Freya se repuso y comenzó a juntar diversas frutas que encontró en los árboles cercanos y, canalizando su magia, lleno varios recipientes con fresca agua.
La primer noche, ella durmió bajo las estrellas y, cuando los primero rayos de sol calentaron un poco la tierra e iluminaron sus parpados. Sin perder tiempo y de un solo salto, se incorporó y observó el horizonte, para descubrir que aquel que la "espero" la noche anterior, todavía se encontraba allí, con su mirada fija en Freya, desafiándola. La mujer hechizada tomó las frutas y las guardo entre sus ropas, mientras que los recipientes de agua, los tomó y bebió lo que necesitaba y al resto lo utilizaba para regar las raíces de los árboles que le había entregado las frutas la noche anterior.
-Esto es en forma de gratitud por los frutos que me entregaste.- le dijo la joven al árbol antes de seguir su carrera.
La chica corrió y corrió. Paso por pueblos, caminos y bosques hasta que, al final llego a un pequeño arroyo que cortaba su paso y fue allí, donde decidió acampar para recuperar sus fuerzas. Mientras preparaba una pequeña fogata pudo ver como algo revolvía el agua del arroyo. Al asomarse, pudo ver la figura de un chico que estaba siendo tragado por la oscuridad que dominaba en el fondo de aquel cause. Sin prestar atención en el agotamiento físico, la maga se lanzó para poder rescatar al niño, acción que pudo realizar en pocos segundos.
Al sacarlo y alejarlo de la orilla, lo colocó boca abajo y, con unos masajes en sus pulmones trató sacarle el agua que éste había tragado pero, por desgracia, era mucha más de la que podría sacar con éste método. Allí fue cuando decidió utilizar su magia y manipulando el agua alojada en los pulmones del joven, la expulso del cuerpo posibilitando que éste de una bocanada desesperada de aire.
La noche ya estaba avanzada cuando el niño recobró el conocimiento. Aturdido y sin entender por qué estaba caliente, miro asustado a su alrededor. Se sobresalto y soltó un grito ahogado al ver a la mujer con rasgos de rata que estaba observándolo.
Mercius:-Atrás, aléjate de mi.- gritó el niño mientras agarraba una rama con la punta encendida y la colocaba delante de él como si fuera una fuerte espada.
-¿Esa es la manera de agradecerme que te haya salvado de ahogarte?- preguntó Freya con cierta ironía en su voz -No tengo problemas si no quieres permanecer aquí. Lo se, mi aspecto asusta, pero tengo sentimientos ¿Sabes?- mencionó con un tonó amargo mientras se acercaba al fuego.
Mercius:-¿Tu me salvaste?- pregunto absortó el pequeño :-Muchas gracias- dijo al arrojar la rama al fuego y abrazar fuerte a quien, momentos antes, había intentado alejar :-Me disculpo. Es que siempre cuentan historias de monstruos que se comen a los niños que no se encuentran en sus camas.- se disculpó el niño mientras limpiaba algunas lagrimas que afloraban de sus ojos.
-N...- la muchacha estaba por hablar, pero sintió que era mejor devolver la gentileza del abrazo para calmar al niño -¿De donde eres?- preguntó la joven intrigada mientras se sentaba y le ofrecía un lugar en su costado al pequeño.
Mercius:-Soy de Banbin. Lo último que recuerdo es que estaba jugando con los demás niños y, un animal salio de entre los arbustos y nos persiguió. Los demás corrieron hacia el pueblo y yo, me caí por el arroyo. Traté de salir con mis propias fuerzas, pero no lo logre.- explicó mientras más lagrimas recorrían sus mejillas.
-¿Así que tu pueblo esta si seguimos éste arroyo?- preguntó Freya mientras intentaba divisar al mago que ella perseguía con recelo -Yo te voy a ayudar a llegar a él sano y salvo. Después de todo, soy una maga.- dijo mientras manipulaba un poco de agua para realizar una rosa que, al tocar el suelo, iba perdiendo volumen segundo trás segundo, mientras que la tierra iba tomando humedad.
Ambos durmieron abrazados al lado del fuego, al amanecer, Freya se levantó y comenzó a prepararse para la travesía. Tomó su sombrero y despertó al niño, quien le devolvió una sonrisa.
Mercius:-¿Ya partimos?- dijo mientras le daba un abrazo y se estiraba para darle un beso en la mejilla a la mujer maldita.
Freya tocó su mejilla y no pudo evitar que una lagrima brotara de su ojo izquierdo. Era la primer muestra de afecto que recibía desde que había sido maldita. Miro nuevamente el sombrero y lo guardo entre sus ropas, tomo una manzana y se la dio al chico.
-Desayuna algo.- dijo mientras tomaba la mano del pequeño -Que ya empezamos la aventura.- soltó con una gran sonrisa antes de ver el horizonte y ver que el mago aguardaba tranquilo en la distancia.
Tardaron medio día en llegar al pueblo del pequeño, donde no la recibieron muy bien. Los aldeanos, asustados por su apariencia tomaron sus herramientas diarias de trabajo y las empuñaron como si fueran armas.
Mercius:-ALTO.- les gritó el pequeño mientras se ponía delante de Freya :-NO ES UN MONSTRUO. ES MI SALVADORA.- gritó el niño antes de que, de entre la multitud saliera corriendo una mujer con lagrimas en su rostro, la mujer lo abrazó y luego de una rigurosa inspección del niño, comenzó a besar su frente.
Mamá.Mercius:-Gracias, muchas gracias.- le agradeció la mujer mientas alzaba su mirada para observar a Freya.
-No es nada.- dijo Freya con su claro tono femenino en su voz -No pude mirar hacia otro lado, no podía dejarlo allí solo.- explicó mientras se dirigía al pequeño -Bueno, creo que aquí termina nuestra aventura. Cuídate y no te alejes de tu poblado.- le dijo la muchacha al pequeño antes de dar media vuelta para seguir su odisea.
Mercius:-Espera Freya.- gritó el niño antes de abrazarla -Gracias por salvarme, gracias por cuidarme y gracias por traerme a salvo... Perdona por haberte insultado cuando te conocí, perdona por llamarte monstruo. No lo eres, eres una de las mujeres más bellas que vi en mi vida y lejos, la más fuerte.- gritaba mientras la abrazaba con fuerza las piernas de la chica y las lagrimas brotaban sin ánimos de parar de sus ojos.
-Gracias a ti Mercius. Me enseñaste que no importa mi apariencia para poder sentirme cómoda con los demás.- respondió ella mientras le devolvía el abrazo. Al cabo de un rato, Freya dio un último vistazo al pueblo y al pequeño Mercius.
Freya volvió su vista hacia el horizonte, donde antes había estado aquel que la maldijo. Él todavía estaba allí, expectante, esperando que ella comenzara a perseguirlo nuevamente. Ella, ahora más segura de si misma, comenzó a perseguirle de nuevo, esperando que llegara el momento de poder alcanzarlo y poder mirarlo sin miedo.

apariencia de Mercius:



Perfil Psicológico:
Mercius es un pequeño que aún no terminó de forjar su personalidad. Suele ser muy miedoso y termina tomando decisiones de las cuales termina arrepintiéndose. Le gusta jugar y es bastante triste, pero si algo llega asustarlo, cambiara su sonrisa por un llanto que tardará horas en apaciguar.

pryty lighfire:

La joven Pryty se encontraba herida pero, eso no era impedimento para que cargara con el cuerpo de su hermano. Con lagrimas en sus ojos camino y camino hasta adentrarse en lo que antes era la base del gremio de su hermano. Curando sus propias heridas mientras investigaba dentro de la biblioteca alguna manera de traer de vuelta a su hermano a la vida. Paso horas, días, semanas buscando respuestas pero no las encontraba. Colocando el cuerpo de su hermano en una cámara mágica de frío para que no se descomponga, la chica salio a buscar respuestas por los diferentes poblados. Sumando seguidores mientras destruía pueblos con meros movimientos de sus manos, Pryty volvió a abrir las puertas de "Destroyer of Guilds".
Cegada por sus ansias de encontrar respuestas, aplastó a cuanto se opusiera a ella. Fue nombrada "La Sanguinaria Pryty" y sus historias recorrieron grandes extensiones de Fiore en pocos días. En su travesía, intentaba revivir a aquellos que asesinaba con la información que obtenía pero, cada intento le era desastroso.
-Maldición.- refunfuñaba entre dientes mientras veía que su respuesta no aparecía -Algún día lo haré, algún día lo lograré y traeré a mi hermano a la vida.- prometía frente al fuego mientras que sus súbditos gritaban eufóricos embriagados de poder.
Una buena mañana, una nota en un libro llamo su atención. En la misma decía que la magia de los druidas podría dar vida. Esto la motivo, pero aquella motivación duró poco, porque unos cuantos renglones más abajo estaba escrito;
Los Druidas podían traer la vida, podían transferirlas, pero todo termino, cuando los 10 Grandes Druidas cortaron la esencia mágica de todos ellos

Pryty, enfurecida, siguió buscando e investigando sobre los druidas y, cada articulo que leía era inconcluso o incoherente, nada hablaba sobre su magia, nada hablaba de como eran. Lanzó libro tras libro contra la pared hasta que, un viejo pergamino que parecía romperse si se lo tocaba, decía que en el pueblo de Tertus, se encontraban los secretos de los Druidas.
Con su fe renovada y, con un objetivo en su mente, la muchacha partió hacia el lugar contado. Seguida por gran parte de sus adeptos, cruzo el reino hasta el nombrado pueblo. Para desgracia de todos ellos. el legendario pueblo ya no existía. En cambio, había un gigantesco pozo poblado de frondosos árboles. La rabia y furia de Pryty, la Sanguinaria se transmitió hacia sus adeptos quienes comenzaron a "castigar" con gran obsesión el poblado más cercano.
Allí, Pryty bailaba de rabia mientras todos los que se ponían en su vista eran asesinados. En sus últimos momentos de cordura, la joven se dirigió hacia sus seguidores.
-Dejadme sola.- ordenó sin levantar la vista -No os aseguro su integridad física.- dijo antes de que un seguidor se opusiera con fervor, acto que le produjo una muerte instantánea -No seáis tontos. Dejadme sola... AHORA.- ordenó una vez más antes de que todos, salieran corriendo para esconderse en las afueras del pueblo.
Pryty vago por el pueblo, bañada con la sangre de sus victimas, camino sin tener destino cierto. Llego hasta el centro del pueblo. Frustrada por no encontrar aparente solución con el problema que la acongojaba, comenzó a azotar con rabia, mezclando sus fuentes mágicas para así destruir gran parte de las construcciones que la rodeaban. Luego de esta agobiante y cansadora demostración de poder e impotencia, la joven fijo su vista hacia el cuerpo de un aldeano.
El mismo se encontraba con un tajo en su pecho, a la altura de su corazón, herida que le había causado la muerte rápida y sin dolor. El aldeano tenía el porte de su hermano, delgado pero fibroso. La joven, tomo el cuerpo y lo abrazó con fuerzas. No tenía a su hermano cerca pero sentía como si lo estuviera abrazando a él.
En eso, sin que ella se diera cuenta, su magia comenzó a mermar de su cuerpo y se impregnaba en aquel cuerpo. Las heridas que éste tenía se iban cerrando a medida que la sangre que lo rodeaba era absorbida y, gracias a los impulsos eléctricos, las células comenzaron a reproducirse. Poco a poco el cuerpo comenzó a tomar color y a emanar calor propio.
-¿Pero qué rayos?- grito mientras lo soltaba y se alejaba de éste para observar como el cuerpo tomaba vida.
La alegría comenzó a invadirla, había logrado lo que estaba buscando, había vuelto a la vida un cuerpo. Se paso las siguientes horas observándolo y esperando que este se moviera. Tiempo que desperdicio porque el cuerpo no se movía más que para respirar. Poco a poco, la ira iba tomando de nuevo a Pryty, aquello que anhelaba estaba tan cerca pero a la vez, tan lejos. Apunto su mano derecha con furia hacia el cuerpo y, para sorpresa de ella, comenzó a manipularlo. Pudo hacer que éste se parara, que este caminara e incluso parpadeara. Lo había comprendido al fin. Devolvió la vida a un cuerpo, pero el mismo ya estaba vació, no tenía alma, no tenía voluntad. Sonrió luego de que la afirmación fuera asimilada y, de un tajo, dreno toda la sangre que el cuerpo tenía y decidió salir del pueblo.
En la entrada del pueblo, sus adeptos la estaban esperando con una fuerte admiración y extrañeza. Su jefa, aquella que no conocía la piedad se encontraba sonriente y emanando felicidad.
Cercus:-Mi señora, díganos que hacer.- preguntó Cercus, el adepto más fuerte. Aquel que se había enamorado de Pryty, aquel que admiraba con que gracia derrotaba a sus enemigos sin siquiera despeinarse.
-Vamos para casa Cercus. Diles a todos que nos vamos a casa. Estamos más cerca de lograr nuestro objetivo del que estábamos hace unas horas atrás.- afirmó ella mientras se acercaba hacía él con pasos decididos -Estamos tan cerca de poder revivir a mi hermano. Estoy tan contenta que...Nyah.- le dijo estando a pocos pasos de él mientras simulaba que sus dedos eran las garras de un gato.
Cercus:-S... Sí mi señora.- dijo Cercus sonrojado. Nunca la había visto así a su amor platónico y se sintió sorprendido :-Ya oyeron a nuestra maestra. Dirigios hacia el gremio.- grito después de darse vuelta y tratar de sonar rudo para impresionarla, acto que fue inútil porque ella ya se había adelantado unos cuantos metros.
Pryty ahora volvía a su gremio contenta. No por poder encontrar como devolver la vida a su hermano, eso era una deuda pendiente, sino porque, descubrió una pequeña parte de ese proceso y, encontró la forma de lograr que el cuerpo de su hermano no se deteriore. Tardaron unas pocas horas en llegar al gremio y, ella sin perder tiempo se dirigió hacia el cuarto donde guardaba aquel cuerpo y trato de hacer lo mismo que hizo con el cuerpo de aquel aldeano. Para su felicidad, su plan tuvo éxito, el cuerpo de su amado hermano había tomado color y comenzaba a desprender calor característico de los cuerpos vivos.
Manipulando el cuerpo de Occidere de la misma manera que lo hizo con el del aldeano, Pryty salio caminando de la habitación seguida por él. Todos allí se asombraron de verlo caminar y de verlo abrazando a su maestra.
-Estamos cerca, casi lo tenemos en nuestras manos. Sigamos buscando y destruyamos a todo aquel que se interponga en nuestro camino. Debemos encontrar el modo de devolverle el alma a este cuerpo y, ustedes, mis seguidores, me ayudaran a hacerlo.- les dijo con fervor antes de que estos gritaran para asentir lo que ella les decía.

aspecto de Cercus:



Perfil Psicológico:
Cercus es un ser reservado. Solía odiar a todos en su pueblo por que él era una persona pobre. Con un sentimiento de inferioridad enorme, Cercus prometía su devoción a aquel que le demostrara su poder. Luego de que Pryty asesino a todos los de su pueblo, Cercus, además de prometer seguirla con una fuerte devoción, se enamoró de ella. Suele ser bastante rudo con los demás y suele liberar su ira y frustraciones que lo atormentaron de pequeño contra aquellos que su ama, Pryty, le señale.






avatar
Narrador
Narrador
Narrador

Mensajes : 774
Fecha de inscripción : 13/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fan Fic del Día de la Mujer

Mensaje por Narrador el Dom Mar 08, 2015 8:57 pm

Espero que os guste lo que os dediqué, estuve escribiendo por 6 horas.

Vuelvo a repetirlo:

Feliz Día de la Mujer






avatar
Narrador
Narrador
Narrador

Mensajes : 774
Fecha de inscripción : 13/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fan Fic del Día de la Mujer

Mensaje por zafeti el Dom Mar 08, 2015 10:08 pm

Se nota que estuviste escribiendo demasiado. Felicitaciones por el esfuerzo y la verdad que quedo bastante bonito.






-->Ficha de Personaje<--

-->Ficha de Habilidades<--




Regalos de la pequeña eli:




avatar
zafeti
Maestro de Gremio
Maestro de Gremio

Mensajes : 1463
Fecha de inscripción : 30/10/2012

Ver perfil de usuario http://ftguerramagica.el-foro.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Fan Fic del Día de la Mujer

Mensaje por Shinoroa_Ryuu el Lun Mar 09, 2015 8:40 am

Muy buenos, Narra.




 

 

Yo soy la naturaleza... Animales, elementos... Ellos son parte de mí. No será nada fácil que me derrotes... ¿Estás listo?

------------------------------------------------------------------------------------
Narración del combate
Hablo
Pienso
Enemigo
Aliado/Neutro

Ficha de Personaje
Ficha de Habilidades


avatar
Shinoroa_Ryuu
Maestro de Gremio
Maestro de Gremio

Mensajes : 450
Fecha de inscripción : 24/12/2012
Localización : Magnolia

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/Shinoroa.Ryuu/

Volver arriba Ir abajo

Re: Fan Fic del Día de la Mujer

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.